Volver al Menú

ORACIÓN DE LOS GRUPOS - CUARESMA

CANTO:

Cuando estamos reunidos en tu nombre / en medio de nosotros / en medio de nosotros / en medio de nosotros estás tú.

 

PRESENTACIÓN

En la prácticade la Cuaresmase nos dice que son muy importantes tres medios para entrar en ella y vivirla con más intensidad.: oración, ayuno y limosna. Nosotros,queremos ejercitarnos en uno de esos medios. En la oración.Estamos reunidos en el nombre de Jesús. El está aquí en medio de nosotros.. Y nosotros queremos pasar este rato en comunidad con él, poniendo nuestra vida delante de él, poniendo nuestro mundo ante su mirada . Queremos escucharle, dejar que él nos hable, que nos hable al corazón. Y queremos también decirle algo: rogarle, alabarle, darle gracias.... Eso es hacer oración. Vamosen un primer momento a dejarle que nos hable y después le hablamos nosotros.

Hacemos silencio para ponernos en actitud de escucha;quitamos todos los ruidos interiores y exteriores; nos dejamos envolver por su presencia.

 

SILENCIO (Música - variaciones Gregoriano - flauta y órgano)

 

 

TEXTO PARA LA REFLEXIÓN

¡Abrid de para en par las puertas a Cristo! ¿Qué teméis? Tened confianza en él. Arriesgáos a seguirle. Esto exige, evidentemente, que salgáis de vosotros mismos, de vuestros razonamientos, de vuestra prudencia, de vuestra indiferencia, de vuestra suficiencia, de vuestras costumbres no cristianas que quizás habéis adquirido. Dejad que Cristo sea para vosotros el camino, la verdad y la vida. Dejad que sea vuestra salvación y vuestra felicidad. Dejad que ocupe toda vuestra vida para alcanzar con él todas vuestras dimensiones, para que todas vuestras relaciones, actividades, sentimientos, pensamientos sean integrados en él o, por decirlo así, sean “cristificados”. Yo os deseo que con Cristo reconozcáis a Dios como el principio y el fin de vuestra existencia” (Juan Pablo II)

 

SILENCIO (música)

 

CANTO

Todo lo que tengo, lo pongo en tus manos. (3 veces. )

 

 

TEXTO EVANGÉLICO (Juan 15,1-8)

Yo soy la vid verdadera, mi Padre es el labrador. Todo sarmiento mío que no da fruto lo corta; los que dan fruto los limpia para que den más. Vosotros estáis limpios por el mensaje que os he comunicado.

Seguid conmigo, que yo seguiré con vosotros. Si un sarmiento no sigue en la vid, no puede dar fruto solo; así tampoco vosotros, si no seguís conmigo. Yo soy la vid, vosotros los sarmientos; el que sigue conmigo y yo con él es quien da fruto abundante porque sin mí no podéis hacer nada. Al que no sigue conmigo, lo tiran como un sarmiento y se seca; los recogen, los echan al fuego y los queman. Si seguís conmigo y mis palabras siguen con vosotros, pedid lo que queráis, que se cumplirá. En eso se manifiesta la gloria de mi Padre: en que deis fruto abundante y seáis discípulos míos.

 

 

SILENCIO

MÚSICA AMBIENTAL

 

 

INTERVENCIONES: ORAR= agradecer, alabar, rogar, pedir......

 

 

CANTO:

Si tú no escuchas mi voz, / ¿quién será mi apoyo?

SI TU NO ESCUCHAS MI VOZ / ¿QUIEN SERÁ MI APOYO?

Dios del cielo y de la tierra / no te duermas, si te llamo.

SI TU NO ESCUCHAS MI VOZ ¿QUIEN SERÁ MI APOYO? ¿QUIEN SERÁ MI APOYO?

 

Si tú no escuchas mi voz, / ¿quién será mi ayuda?

SI TU NO ESCUCHAS MIS PASOS, ¿QUIEN SERÁ MI AYUDA?

Dios del cielo y de la tierra / no te duermas si me aguardas.

SI TU NO ESCUCHAS MIS PASOS, ¿QUIEN SERÁ MI AYUDA? ¿QUIEN SERÁ MI AYUDA?

 

 

ORACIÓN (Todos)

Bendito seas, Padre,

por esta gracia y este tiempo;

por concedernos un momento oportuno

de preparación a estas fiestas pascuales.

 

Bendito seas, Padre,

porque llamas a cada uno de los creyentes

a emprender de manera más personal y consciente

su compromiso de seguir a Jesús,

tu Hijo y nuestro Hermano.

 

Bendito eres Tú, Padre, por interpelarnos

en lo profundo y radical de la vida

y por liberarnos de nuestras seguridades falsas

y de los ídolos secretos

que construimos sin cesar.

 

Bendito eres Tú, Padre,

porque nos das el Espíritu,

el único que puede convertirnos,

el único que puede

atravesar nuestros pensamientos

el único que puede darnos un corazón de hijos

según el corazón de tu Hijo Jesús.

 

Padre, que esta Cuaresma,

unidos a la multitud de los que marchan

por la senda del evangelio,

sea el tiempo propicio de nuestra vuelta a Ti,

Dios único y verdadero.

 

 

PADRE NUESTRO.

 

CANTO FINAL

Abre mis ojos, Señor,

al asombro de tu amor,

yo soy un ciego en el camino.

Cúrame, te quiero ver.

 

Haz que camine, Señor,

por dura que sea la ruta.

Quiero seguirte hasta la cruz.

Ven y tómame de la mano.

 

ENCUENTRO DE ORACIÓN

24 de abril de 1998

(Grupo Cáritas - voluntariado)

 

1. INTRODUCCIÓN:

De lo que se trata en esta tarde es de que hagamos oración. O sea, que nos pongamos como criaturas necesitadas delante de Dios y contemplemos su amor y su bondad y nuestra vida como individuos y como colectivo tan carente de amor sincero, de fuerza transformadora, de valentía...

Seguro que en seguida el Espíritu, que es quien ora en nosotros, nos hará pedir, o dar gradas, o alabar, o simplemente hacer un silencio y escuchar al Señor que nos habla.

Las lecturas nos ayudarán. Dios no quiere el sufrimiento humano. Es más, es él mismo quien sufre cuando alguno sufre. Por eso nos sigue llamando para que seamos buenos samaritanos. Hemos oído muchas veces que la Iglesia tiene que ser “samaritana”.

Y acercarnos a los apaleados, a los tirados en las cunetas de la vida, en las orillas de los caminos, en los márgenes de la sociedad del bienestar, Y curarlos como el buen samaritano y compartir nuestro dinero para que alguien los cure, como el Buen Samaritano

Alguien ha dicho que “una Iglesia que no sirve es una Iglesia que no sirve para nada”. Y el Concilio Vaticano II decía que la Iglesia tiene que ser sirvienta de la humanidad.

Seguro que si hacemos un silencio delante de Dios, sentiremos necesidad de pedirle perdón, por nuestras omisiones, por nuestras prisas, por pasar de largo ante los pobres...

Sentiremos la necesidad de pedirle que nos de, que le de a la Iglesia un corazón grande, como el corazón de Dios, para estar presenteen todos los rincones del mundo, prodigando servicios, cuidando a los débiles, anunciando libertad y esperanza a los pobres, sembrando a amor por todas partes....

Seguro que sentiremos necesidad de darle gracias, porque ya hay un camino recorrido: Jesús ha ido por delante inaugurando ese año de gracia, que nunca se debe acabar. Y detrás de él tantos testigos. Tantos buenos samaritanos.

Recuerdo algunos:

* Vicente de Paul, que se hizo esclavo de los pobres.

* S. Pedro Claver, que se hizo espalda de los negros.

* El P. Damián, leproso con los leprosos.

* El P. Kolbe, que cambió su vida por un condenado a muerte

* M. L. King, que luchó por la libertad de sus hermanos hasta la muerte.

* Mons. Oscar Romero, que mezcló su sangre con la de Cristo, por salvar a los pobres de su pueblo.

* Miguel Angel, Servando, Julio y Fernando, los maristas que optaron por quedarse con su gente y morir como ellos en el Zaire.

* M. Teresa, todo un poema de amor, aún no acabado.

* Y tantos buenos samaritanos, cuyo amor sigue salvando al mundo.

Seguro que nos sale una oración de acción de gracias por sus vidas.

 

2.CANTO:En nuestra oscuridad, enciende la llama de tu amor, Señor, de tu amor, Señor.

 

3.LECTURA BÍBLICA:Lucas 24, 13 - 29.

 

4.CIRIO.

(Silencio - música de fondo)

 

5.EXPLICACIÓN DEL SÍMBOLO.

 

6. LUCES:

1. Enfermedad.

2. Ancianos - Soledad

3. Paro.

4. Inmigrantes.

5. Droga.

 

(Se va intercalando el canto: QUÉDATE JUNTO A NOSOTROS, QUE LA TARDE ESTÁ CAYENDO, PUES SIN TI A NUESTRO LADO NADA HAY JUSTO NADA HAY BUENO. Se hace una breve pausa con música de fondo después de cada luz.

 

7.SIGUE LA LECTURA BÍBLICALucas 24, 30-35.

 

8. INVITACIÓN A LA ORACIÓN PARTICIPADA.

 

PADRE NUESTRO

 

9. CANTO FINAL:

Si me falta el amor.