Volver al Menú

CELEBRACIÓN PENITENCIAL - CUARESMA 2004

 

"Mirar como Dios mira: con amor, con misericordia con ternura

 

Celebrante: En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

Que el amor infinito del Padre, la gracia de N.S.J.Cy la fuerza del E.S estén con vosotros.

 

 

Monitor: En el pórtico de la Semana Santa, vamos a hacer una parada para tomar conciencia de nuestra debilidad, de nuestras infidelidades, de nuestros caminos equivocados y también para tomar conciencia de lo que Dios nos quiere. Esta Celebración de la Reconciliación, es también una celebración de la Tolerancia, del perdón gratuito del Padre. Por eso nos sentimos mirados con una mirada de infinita ternura, de cariño desmedido... Mirados como sólo Dios puede mirar. Sabemos que le seguimos importando. Que más que por nuestros pecados se interesa por nuestra persona, por nuestras cualidades, por nuestras buenas intenciones.

Durante todos los domingos de Cuaresma hemos ido escuchando la voz de Dios que nos invitaba a cambiar nuestras actitudes, nuestro talante para con los demás, a aumentar nuestra acogida, nuestra capacidad de diálogo, de perdón incondicional.

Celebremos con alegría esta fiesta del perdón y pidámosle con intensidad, aprender de verdad a mirar como Dios mira.

 

Celebrante:

Inclinemos la cabeza ante nuestro Dios, como signo de humildad.

(Inclinación de cabeza y Momento de silencio)

 

Oremos:

Señor, nuestro corazón no te ama como un hijo ama a su Padre. A veces se nos meten en el corazón otros dioses y otros amores. Nuestra fe no es firme y tu palabra no llega al fondo de nuestras decisiones. Nos dominan muchas cosas, Señor. No estamos bien así. Por eso acudimos esta tarde a pedirte perdón y la gracia de la conversión. Te lo pedimos por Jesús tu Hijo y nuestro hermano, que vive y reina.

 

Canto

ACUÉRDATE: FUE TU DIOS QUIEN TE LLAMÓ;

QUIERE LIBERARTE DE LA ESCLAVITUD.

ESCÚCHALE, QUE TE HABLA AL CORAZÓN,

VUEVE HACIA ÉL, DÉJATE RECONCILIAR.

 

  1. Hacia el desierto el Espíritu te empuja,

para avivar tu amor y tu fe.

Mira a la Cruz y abre el corazón

adorarás sólo al Señor tu Dios.

 

  1. En la Montaña donde es transfigurado

oye Él la voz que le ha llamado Hijo.

Escúchale, contémplalo en silencio:

de este rostro brotará el perdón.

 

  1. En el desierto te espera el Señor

Y su presencia brilla como el fuego.

Vuelve hacia Él, cambiará tu corazón

Renacerás a imagen de tu Dios.

 

  1. Pueblo sediento te ternura y perdón,

Mira a lo lejos al Padre que te espera.

Abre para ti sus brazos y te acoge:

Ven confiado a la casa de tu Padre.

 

  1. Dios se acerca al hombre pecador:

“Levántate y no quieras pecar”.

No temas ya y mira a tu Señor.

Haz como Él y perdona a tu hermano

 

Monitor: Recordaremos los mensajes más importantes de la cuaresma. Escucharemos desde el corazón la Palabra de Dios, y bajo su luz, intransigente con la intolerancia y el pecado, pero benévola y tolerante con el pecador, examinaremos nuestra vida y nuestras actitudes. Abramos nuestros corazones de para en par, y replanteémonos a qué hemos venido aquí y qué queremos celebrar.

 

<música suave de fondo>

 

Recordando el Domingo 1º.- Nadie está libre de tentaciones. Todos somos tentados muchas veces a lo largo de nuestra vida. Jesús también pasó por la prueba. Pero la superó y con ello nos enseña el camino para superarlas.

 

"No solo de pan vive el hombre......Al Señor tu Dios adorarás y sólo a El darás culto..."

<momento de silencio>

 

 

Examen:

*¿Pongo en Dios mi confianza o pongo mi confianza en otras cosas como el dinero, el buen vivir, la fama, el poder?

*¿Tengo momentos de oración, de diálogo confiado con Dios?

¿Participo con gusto en la oración de la Iglesia, especialmente en la Eucaristía de los domingos?

*¿Me preocupo de mi formación cristiana, escuchando y leyendo la Palabra de Dios, y participando en reuniones y encuentros de reflexión?

 

Cantamos: No adoréis a nadie...

 

Recordando el Domingo 2º.- Seguir a Jesús tiene un precio. Pero también tiene compensaciones ya en esta vida. Sin embargo nosotros, como los discípulos de Jesús en el Tabor o en Getsemaní... durmiendo. O dormidos o empeñados en no abandonar el monte de la comodidad, el monte de la falta de compromiso. Jesús invita a bajar a la vida, a sus dolores y problemas.

 

"Este es mi Hijo, el predilecto, escuchadle"

<momento de silencio>

 

Examen:

*¿Me preocupo por el bien y la prosperidad de los demás, o vivo demasiado centrado en mí mismo?

*¿Me preocupan los problemas de la sociedad donde vivo? ¿Reconozco mi parte de culpa en los males de nuestro mundo, o echo siempre la culpa a los demás?

*¿Defiendo a los oprimidos, ayudo a los que lo pasan mal, o bien me desentiendo (o incluso menosprecio) de los pobres, los débiles, los inmigrados, los enfermos, los ancianos?

*¿Me preocupo por la protección de la naturaleza y el medio ambiente?

 

Cantamos: No fijéis los ojos en nadie más que en El.

 

 

Recordando el Domingo 3º.- Somos intolerantes. Nos falta paciencia. Queremos todo ya y a cualquier precio. Dios es maestro de paciencia y de tolerancia. Confía en el hombre y le ofrece siempre una nueva oportunidad. El futuro es el tiempo de Dios. El presente el tiempo de la conversión.

"!Córtala ya! ¿Para que va a ocupar terreno en balde?

Pero el viñador contestó: Señor, déjala todavía este año;

yo cavaré alrededor y le echaré estiércol, a ver si da fruto"

 

<momento de silencio>

 

Examen:

* ¿Me he considerado superior a los demás y los he menospreciado?

* ¿He impuesto a los demás mi voluntad dañando su libertad y cerrándome al diálogo?

* ¿Soy comprensivo con los defectos de los otros, o soy duro e intransigente?

* ¿Soy de los que condenan al primer fallo, de los que toman manía porque no nos han caído bien, de los que rompe las relaciones ante el primer roce? O aguanto, doy oportunidades, espero, acepto, rompo muros de separación?

* ¿Las características de mi relación con los otros, son la sinceridad, la autenticidad, la cordialidad, el servicio?

 

Cantamos: La misericordia del Señor cada día cantaré.

 

 

Recordando el Domingo 4º.- Jesús se inspira en sus parábolas en el corazón de todos los que se le acercaban. Por eso cuando quiere explicar en qué consiste el Reino de Dios, lo explica como lugar de encuentro, de reconciliación y de tolerancia. Nos sale demasiadas veces el hermano mayor que no ejerce de tal, de protector, de perdonador, de tolerante.

"Los fariseos murmuraban entre ellos:Este acoge a los pecadores y come con ellos...

Su padre le vió, se estremecieron sus entrañas, y echando a correr, se le echó al cuello y lo llenó de besos"

<momento de silencio>

 

Examen:

* En la relación con todos los miembros de la familia, ¿colaboro para que el clima familiar sea lo más positivo posible, haciendo felices a los demás?

* ¿He mantenido la verdad y la fidelidad, o bien he dañado a los demás con falsedades, calumnias, juicios temerarios?

* ¿He hecho lo posible para superar las situaciones de tirantez y he puesto paz, perdón, amor?

* ¿Perdonas a los que te ofenden, o les guardas odio o rencor?

 

Cantamos: Sí, me levantaré. Volveré junto a mi Padre.

 

 

Recordando el Domingo 5º.- Difícil de entender la doctrina de este joven maestro, demasiado nueva y radical. Acostumbrados a nuestros ajustes de cuentas y a nuestros castigos ejemplares, ¿Cómo entender el no responder con la misma moneda?. ¿Creemos que el perdón y el bien son valiosos en sí mismos y contienen la fuerza de Dios?... que no salvan la ley ni el castigo, sino el amor misericordioso y el perdón gratuito.

 

"Maestro esta mujer ha sido sorprendida en flagrante adulterio. La ley nos manda apedrear a las adúlteras, tú ¿qué dices?......

 

El que esté sin pecado que tire la primera piedra......

Tampoco yo te condeno......

 

Anda, y en adelante no peques más......."

 

Examen:

* ¿Mi crítica es destructiva o constructiva?

* ¿Intento disculpar a los otros o aumento todavía más sus defectos?

* ¿Juzgo con dureza a los otros creyendo que son peores que yo?

* ¿Soy respetuoso y tolerante con los que no piensan como yo?

 

 

Cantamos: El Señor es mi luz y salvación, ¿a quién temeré?El Señor es la defensa de mi vida, ¿ante quién temblaré?

 

 

Peticiones de perdón:

 

Por nuestra rutina y nuestra prisa en la oración. Perdónanos, Señor

-A la oración sencilla, como hijos ante el Padre. Conviértenos, Señor

Por nuestras idolatrías, de nuestros falsos dioses. Perdónanos, Señor

-Al único Dios vivo y verdadero. Conviértenos, Señor.

Por nuestro afán de aparentar. Perdónanos, Señor.

-A la sinceridad y a la humildad. Conviértenos, Señor.

Por nuestras críticas e intransigencias. Perdónanos, Señor

-A la comprensión, perdón y ayuda al hermano. Conviértenos, Señor

Por nuestros egoísmos y tacañerías. Perdónanos, Señor.

-A la generosidad y al desprendimiento. Conviértenos, Señor.

Por nuestras divisiones, rencores, antipatías. Perdónanos, Señor.

-A la acogida, a la aceptación del otro, al amor sincero. Conviértenos, Señor.

 

 

YO CONFIESO ANTE DIOS TODOPODEROSO

y ante vosotros hermanos...

Celebrante: Oremos.

Dios de la misericordia,

infunde claridad en nuestras sombras de pecado,

para que reconociendo con pesar nuestras culpas,

nos dispongamos con gozo a festejar tu perdón.

Por JCNS.

 

Que la Pasión de nuestro Señor Jesucristo, los méritos de la Bienaventurada Virgen María y de todos los santos, todo lo que hagáis de bueno y lo que soportéis de penoso contribuya al perdón de vuestros pecados, aumente en vosotros la gracia y os conduzca a la vida eterna..

AMEN

 

CONFESIONES INDIVIDUALES

 

Padre nuestro

Paz.

 

 

Celebrante: El amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones. El hará florecer en nuestra vida primaveras de esperanza, de amor y de tolerancia.

Como expresión de nuestro compromiso con el amor y el perdón recibido, ofrecemos a Dios como penitencia, de modo especial durante la Semana Santa vivir con intensidad el mandato de Jesús: "Ve y haz tú lo mismo". De perdonados convirtámonos en perdonadores.

 

Oremos: Gracias, Jesús, porque hoy has venido en nuestra búsqueda, has entrado en nuestra vida y nos has regalado alegría y conversión, perdón y paz. Gracias, porque una vez más nos has dado la oportunidad de encontrarnos contigo. Abre nuestros ojos, sacia nuestra sed, y danos tu vida. Así nos dispondremos con gozo a celebrar los misterios de la Pasión y Resurrección de N.S.J. que es Dios y en la unidad del Espíritu Santo vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

 

La bendición de Dios Padre...

 

HOY VUELVO DE LEJOS, DE LEJOS. / HOY VUELVO A TU CASA, / SEÑOR, A MI CASA / Y UN ABRAZO ME HAS DADO / PADRE DEL ALMA (2)

1. Salí de tu casa, Señor, / salí de mi casa, / anduve vacío sin ti / perdí la esperanza / y una noche lloré, / lloré mi desgracia (2)

2. Camino de vuelta, Señor, / pensé en tus palabras, / la oveja perdida, el pastor, / el pan de tu casa / y a mis ojos volvió, / volvió la esperanza (2)

3. Tu casa mi casa será / será mi morada, / banquete de fiestami hogar, / vestido de gracia, / y una túnica nueva para la Pascua (2)

 

"Dichoso el que está absuelto de su culpa, a quien le han

sepultado su pecado".

 

Podemos ir en paz.